Morteros de madera de olivo

Los morteros de madera de olivo son resistentes, soportan los golpes prolongados, y reducen a polvo las sustancias con facilidad.

Compra morteros, cuencos y cubiertos aquí

Medio ambiente: Nuestra madera de olivo procede de podas autorizadas.

1 Morteros de madera de olivo

Los morteros se han utilizado desde el principio de los tiempos y en todas las civilizaciones y continentes del mundo desde la egipcia, la milenaria China, la griega o la romana y en las culturas precolombinas. Algunas tribus excavaban agujeros en las rocas para moler granos, semillas y frutos secos.

Poco a poco el mortero ha ido evolucionando en todas las civilizaciones y culturas y encontrando su máximo auge durante el Siglo de Oro. En esta época se machacaban en el mortero todo tipo de cosas hasta dejarlas convertidas en una pasta de color y textura irreconocible por ejemplo el plato conocido como “Ajoserranos”: carne de carnero, sus asaduras, los sesos, ajos, cebolla, laurel y tomate. De esta época provienen también platos que han llegado a nuestros días como el morteruelo o el ajoblanco.

Pero ¿por qué se machacaban tanto los alimentos en esta época?. Sencillamente porque la mayoría de la gente no tenía dientes o los tenían en tal mal estado que no podían masticar los alimentos. Es por este motivo por lo que los antiguos recetarios antiguos no se podrían realizar sin el uso del mortero.

Hoy en día con la llegada de los instrumentos modernos como la batidora, picadora, etc este instrumento ha quedado relegado a la preparación de majados (pimienta, sal, ajo, almendras …), adobos y aliños (salsa verde, alioli, pesto …).

Una cocina bien equipada debe siempre incluir un mortero de madera de oliov entre sus utensilios. Resulta de gran utilidad a la hora de elaborar diferentes preparaciones que la batidora no puede hacer, bien porque la cantidad es demasiado pequeña, o bien porque los alimentos han de ser machacados y no triturados.

Los buenos morteros deben ser de materiales resistentes, para soportar los golpes prolongados y poder así reducir a polvo las sustancias. El mortero no puede ser frágil ya que se rompería durante la operación de pulverizado por ese motivo no tiene sentido que algunos morteros sean de cerámica. Entre los materiales con los que se fabrican los morteros, está la madera, la piedra, el metal y como hemos comentado la porcelana. Entre los más apreciados son los morteros de madera de olivo.

Ventajas del mortero de madera de olivo

  1. La madera de olivo es una de las más duras que existen por tanto tiene gran resistencia tanto a la rotura como desgaste.
  2. Amortigua los sonidos y es más agradable que golpear en metal o piedra.
  3. Su superficie es ligeramente más áspera que las anteriores con lo que evita que los alimentos resbalen y salgan del mortero al intentar golpearlos.
  4. Son muy decorativos y decoran en cualquier rincón de la cocina.
  5. Es más ligero y cómodo que los de piedra o metal.
  6. A diferencia de otras maderas y debido a su baja porosidad la madera de olivo no mantiene el sabor de los alimentos después de su limpieza. Por lo que su limpieza es tan sencilla como los fabricados en piedra, metal o cerámica.

2 Cuencos de madera de olivo

Mientras los morteros de madera de olivo son muy conocidos y apreciados, los cuencos, boles y los platos de madera de olivo se conocen poco.

El uso del cuenco proviene desde los albores de la humanidad. La forma cóncava remite al origen del hombre, la que hace la mano para coger el agua, la que acoge, la que abriga, la que procura la imborrable sensación de recogimiento e intimidad. Como afirma el artista burgalés Carlos Armiño "Un cuenco es algo espiritual, una forma de lenguaje ancestral".

Los cuencos de madera de olivo tienen múltiples usos en la cocina: como frutero, ensaladera, bol para batir, mezclar, amasar, como panera etc. Tradicionalmente se han utilizado los cuencos para servir aperitivos como queso, jamón, ensaladas, pulpo a la gallega, asados de carne, etc.

Ventajas de los boles y platos de madera de olivo:

  1. Por su extraordinario solidez, suelen durar toda la vida, incluso pasan de una generación a otra, ganando en belleza con el paso de los años.
  2. Son prácticamente irrompibles son ideales para que los niños pequeños puedan manipular la comida y aprender a comer solos sin el peligro de romper el tazón o el plato. Es una alternativa más natural y saludable que los platos de plástico.
  3. El cuenco de olivo no transmite el calor. Puedes tomar una sopa o crema caliente en tu cuenco de madera de olivo mientras lo sujetas cómodamente con la mano sin correr el riesgo de quemarte como ocurre con los demás materiales.
  4. Cuenco de olivo transmite sensaciones de paz, armonía y equilibrio imposibles de igualar con ningún material sintético.
  5. Por su especial belleza y singularidad son muy decorativos y quedarán preciosos en cualquier rincón dando un toque cálido y natural a la cocina, el salón, el dormitorio o el baño con sales, aceites, velas, piedras, hierbas aromáticas, etc.

Cuidados de morteros y cuencos de madera de olivo

  1. Lavar a mano con agua y jabón. No introducir en el lavavajillas.
  2. Lavar los cuencos inmediatamente después de usarlos. No es conveniente que la comida o los líquidos penetren en la madera.
  3. Seca los cuencos. Usa una paño de cocina o coloca los platos en un escurridor de modo que el agua no se acumule en la superficie y puedan secarse por completo al aire.
  4. No dejar sumergidos en agua.
  5. De vez en cuando untar con aceite de oliva. Una vez cada dos o tres meses es una buena idea.

BÚSQUEDAS RELACIONADAS

  • morteros
  • morteros de madera
  • morteros de madera de olivo
  • cuencos
  • boles
  • cuencos de madera de olivo
  • menaje de cocina
  • utensilios de cocina
  • cubertería

INFROMACIÓN LEGAL

  • © Copyright: Yevea
  • Responsable de contenido: Martin Cecetka