73301. cuenco

100,43296,45

Limpiar
SKU: 73301 Categoría: Etiquetas: ,

Descripción

Cuenco de madera de olivo hecho por un tornero artesano a mano. La forma no sigue un círculo perfecto, ya que está hecha por artesano sin plantilla – así cada cuenco es diferente no solo por su veteado irregular, sino también por su forma no perfecta.

Mientras los morteros de madera de olivo son muy conocidos y apreciados, los cuencos, boles y los platos de madera de olivo se conocen poco.

El uso del cuenco proviene desde los albores de la humanidad. La forma cóncava remite al origen del hombre, la que hace la mano para coger el agua, la que acoge, la que abriga, la que procura la imborrable sensación de recogimiento e intimidad. Como afirma el artista burgalés Carlos Armiño «Un cuenco es algo espiritual, una forma de lenguaje ancestral».

Los cuencos de madera de olivo tienen múltiples usos en la cocina: como frutero, ensaladera, bol para batir, mezclar, amasar, como panera etc. Tradicionalmente se han utilizado los cuencos para servir aperitivos como queso, jamón, ensaladas, pulpo a la gallega, asados de carne, etc.

Ventajas cuencos de madera de olivo:

  1. Por su extraordinario solidez, suelen durar toda la vida, incluso pasan de una generación a otra, ganando en belleza con el paso de los años.
  2. Son prácticamente irrompibles son ideales para que los niños pequeños puedan manipular la comida y aprender a comer solos sin el peligro de romper el tazón o el plato. Es una alternativa más natural y saludable que los platos de plástico.
  3. El cuenco de olivo no transmite el calor. Puedes tomar una sopa o crema caliente en tu cuenco de madera de olivo mientras lo sujetas cómodamente con la mano sin correr el riesgo de quemarte como ocurre con los demás materiales.
  4. Cuenco de olivo transmite sensaciones de paz, armonía y equilibrio imposibles de igualar con ningún material sintético.
  5. Por su especial belleza y singularidad son muy decorativos y quedarán preciosos en cualquier rincón dando un toque cálido y natural a la cocina, el salón, el dormitorio o el baño con sales, aceites, velas, piedras, hierbas aromáticas, etc.

Cuidados de cuencos de madera de olivo

  1. Lavar a mano con agua y jabón. No introducir en el lavavajillas.
  2. Lavar los cuencos inmediatamente después de usarlos. No es conveniente que la comida o los líquidos penetren en la madera.
  3. Seca los cuencos. Usa una paño de cocina o coloca los platos en un escurridor de modo que el agua no se acumule en la superficie y puedan secarse por completo al aire.
  4. No dejar sumergidos en agua.
  5. De vez en cuando untar con aceite de oliva. Una vez cada dos o tres meses es una buena idea.

Información adicional

Peso N/D
Dimensiones N/D