219. aceite de tratamiento de madera

21,78

SKU: 219 Categoría:

Descripción

Lata de 1000 ml de aceite de tratamiento de madera Yevea Timberoil

Uso del aceite para proteger la madera

La madera es usada por el hombre desde el principio de los tiempos para construir herramientas, utensilios de cocina, mobiliario, construcción, embarcaciones, y un largo etcétera. de hecho, los únicos materiales disponibles durante miles de años fueron la madera, la tierra o piedras o productos obtenidos de las plantas y animales.

Aceite protege madera de la humedad

En Yevea seguimos utilizando la madera natural para todos nuestros proyectos. Una característica que tiene la madera natural es que es hidróscopa, es decir absorbe o pierde humedad hasta encontrar un equilibrio con la humedad del ambiente que la rodea. La madera absorbe la humedad en forma de vapor de agua, cuando absorbe humedad se dilata (se hincha) y cuando la pierde se contrae. Dado que el grado de humedad en nuestro hogar no es el mismo en todas las épocas del año, incluso en España varía considerablemente entre el día y la noche, la madera se va a expandir cuando absorba humedad del ambiente y se va a contraer cuando pongamos la calefacción o suban las temperaturas en primavera y verano. Estos cambios de humedad son especialmente importantes en el cuarto de baño, dónde cuando nos duchamos el vapor invade todo el baño y acto seguido abrimos puertas y ventanas o activamos la calefacción.

Aceite mantiene flexibilidad de la madera

De cualquier modo de forma más suave o más brusca la madera va a estar sometida a este tipo de movimientos. Si impermeabilizamos la madera con lacas o barnices el resultado es que la humedad tarda más en entrar dentro, pero acaba entrando y cuando lo hace no puede salir porque la superficie está sellada. La madera es una materia viva y necesita respirar, es decir dejar que ese vapor de agua entre y salga por los poros. Por otra parte el barniz crea capas rígidas, poco o nada flexibles que con el paso del tiempo y muchas contracciones y expansiones termina resquebrajándose lo que conducirá a un aspecto afeado y deteriorado de nuestro tablero de madera.

Madera de olivo y la humedad

La madera de olivo, al igual que otras maderas muy duras, son las mejores para soportar la humedad. Una de las características de la madera de olivo es que es una madera muy compacta, tiene micro-poros, por lo que el espacio disponible para retener el agua es muy pequeño en relación a otras maderas más blandas. Es importante saber que la madera está compuesta, sobre todo, de celulosa, hemicelulosa y lignina. La celulosa es la encargada de absorber grandes cantidades de agua, mientras que la lignina la repele. Los árboles de crecimiento rápido tienen mucha albura (madera joven exterior), rica en celulosa y almidones y poco duramen (madera más antigua en el centro) rica en lignina y taninos por lo que su madera, absorbe el agua con facilidad. Sin embargo, el olivo un árbol de crecimiento extraordinariamente lento, con muy poca albura (madera joven) y mucho duramen (madera antigua) rico en lignina y taninos hace que repela la humedad. Esto no quiere decir que la madera de olivo sea insensible a los cambios de humedad, el adaptarse a la humedad del ambiente es una característica intrinseca de todas las maderas. Unicamente las maderas muy duras procedentes de árboles de crecimiento lento tienen mayor resistencia que las maderas blandas o procedentes de árboles de crecimiento rápido.

Aceite no plastifica la madera

El barniz plastifica la madera, con lo que pierde su aspecto y tacto natural, no permite que la madera respire, y con el tiempo y el movimiento de la madera se afea tanto que hay que volver a lijar y barnizar toda la pieza. Cuando se trabaja con otro tipos de tableros, con chapa natural o sintética es una buena solución porque esos productos están “muertos” y no se mueven. En el caso de los tableros chapados con chapa de madera natural, el espesor de la chapa es de apenas unas micras por lo que es necesario proteger la superficie con barniz o poliuretano para crear una capa dura, rígida y resistente para protegerla.

Yevea Timberoil

En Yevea tratados e impermeabilizados con aceite de tratamiento Yevea Timber Oil todos los productos de madera de olivo, porque consideramos que es la forma más antigua y natural de tratar la madera. La madera va absorbiendo los aceites, estos se filtran en el interior, rellenan los poros, sellando la madera y evitando de esta forma que absorba agua y que se desarrollen mohos que pueden terminar pudriendo la madera. Hemos dedicado años a desarrollar un aceite ideal para el tratamiento de la madera de olivo. Un compuesto fundamental de nuestro aceite Yevea Timber Oil es el aceite de Tung. El aceite de Tung se extrae de la fruta de la nuez china Tung (Aleurites fordii). Debido a su excelente calidad, el aceite de Tung se conoce desde tiempos inmemoriales como «aceite de madera».

Características de aceite Yevea Timberoil

Las características principales del aceite de tratamiento Yevea Timber Oil son:

  1. No es tóxico por lo que se puede emplear en mesas, encimeras de cocina, tablas de corte, cubiertos, cuencos, platos o cualquier superficie que tenga contacto con los alimentos.
  2. Penetra profundamente en los poros de la madera, llenándose y luego endureciendose mientras se seca.
  3. Aporta resistencia mecánica y gran resistencia a la humedad (consigue aproximadamente el doble de protección que el aceite de linaza).
  4. Tiene menos peso molecular, que otros aceites, es decir sus moléculas son más pequeñas por lo que penetra dentro de la madera con mayor facilidad.
  5. El acabado es prácticamente mate, ligeramente satinado.
  6. Profundiza el color y aumenta el contraste de la veta. Sin embargo, la madera conserva el aspecto y textura naturales.
  7. La elasticidad de este aceite es permanente, no se hace rígido con el paso de tiempo y a diferencia del aceite de linaza, apenas oscurece la madera.
  8. Aceite Yevea Timber Oil, deja un tacto natural y aterciopelado, permite que la madera respire, es flexible, por lo que asimila el movimiento sin resquebrajarse y nutre e hidrata la madera de manera natural, manteniéndola siempre bonita.
  9. Consigue un acabado muy bueno y con alta protección al desgaste y la contaminación.
  10. Es adecuado para muebles, muebles de jardín, suelos, torneados, instrumentos musicales, juguetes de madera y embarcaciones de madera, así como la impermeabilización de materiales de construcción (la conservación de la Gran Muralla se debe al aceite de Tung).

¿Cómo tratar la madera con el aceite?

para tratar la madera con aceite se deben seguir las siguientes instrucciones

A) Como utilizar aceite de tratamiento para el mantenimiento de superficies ya tratadas:

  1. Los productos salen de nuestras instalaciones con dos capas de aceite de tratamiento pero es conveniente para mantener la madera impermeabilizada y nutrida hacer un mantenimiento.
  2. Limpiamos el tablero de cualquier resto de suciedad o polvo.
  3. Repartimos una pequeña cantidad de aceite de tratamiento Yevea Timber Oil por la superficie del tablero. Con un hilo de producto a lo largo de la superficie es suficiente.
  4. Extendemos muy bien el aceite con una servilleta de papel o paño de algodón por toda la superficie.
  5. Intenta ser lo más exhaustivo posible en cuanto a la homogeneización, que no queden partes bien cubiertas y otras descuidadas.
  6. Después eliminar el exceso y frotar con un paño de forma exhaustiva hasta eliminar todo el sobrante.
  7. No debe quedar ningún rastro de aceite porque solidifica y los excesos se verán por encima de la madera como pequeñas balsas.
  8. Es por ello muy importante secar totalmente la madera, frotar durante 4-5 minutos.
  9. Este aceite está ideado para trabajar por capas para que vaya profundizando en la madera poco a poco.
  10. Durante las cuatro primeras semanas aconsejamos poner un poco de aceite una vez a la semana.
  11. Después será suficiente con realizar el mantenimiento una vez cada seis meses. Todo dependerá del uso que se le dé, contacto con la humedad, temperatura y exposición a fuentes de calor directas, etc.
  12. De cualquier forma, no es una regla matemática, la madera está viva y es como nuestra piel, si observamos que la madera empieza a resecarse y a bajar la luminosidad de sus tonos, es el momento de ponerle una pequeña cantidad de aceite. No nos llevará más de 5 minutos.
  13. Para comprobar si has puesto aceite suficiente, haz la prueba de la gota de agua: deja caer una gota sobre la madera, y observa su comportamiento. Si la madera la absorbe, necesitas ponerle un poco más aceite. Si la repele… ¡ya lo tienes protegido!
  14. El aceite Yevea Timber Oil tiene un olor característico, no muy agradable, procedente del aceite de Tung pero después de secarse desaparece.
  15. ATENCIÓN!!! Es un aceite de nuez por lo que al contactar de forma directa con la piel, puede causar irritación o reacciones alérgicas a personas alérgicas a las nueces o frutos secos. Una vez seco, la película de aceite es químicamente estable y el peligro desaparece

B) Como utilizar aceite de tratamiento por primera vez en madera cruda:

  1. Elegir una zona ventilada y limpia de polvo, libre de corrientes de aire que puedan arrastrar suciedad para evitar que se adhiera a la superficie.
  2. Preparar el área de trabajo, poniendo un cartón o plástico para proteger la superficie donde vamos a apoyar el tablero que vamos a tratar.
  3. Colocar el tablero por uno de sus lados, si tiene una cara buena y una mala empezamos por la cara mala.
  4. Con un paño limpiamos el polvo y cualquier resto que quede de serrín en grietas o cualquier superficie.
  5. Extendemos el aceite con una brocha de izquierda a derecha por toda la superficie de manera uniforme.
  6. Después quitamos el sobrante con un poco de papel de cocina o con un paño. Tomamos un segundo paño limpio y frotamos durante unos minutos hasta asegurarnos que la superficie está completamente seca al tacto.
  7. Le damos la vuelta al tablero y repetimos la operación por este lado.
  8. Primero limpiamos la superficie, aplicamos el aceite con brocha, quitamos el sobrante frotando con un paño y terminas de secar totalmente con el segundo paño.
  9. Dejamos la pieza secar al menos una hora y repetimos todo el proceso. Repetimos esta operación 4 o 5 veces.
  10. Si queremos teñir la madera con un tinte al agua deberán pasar al menos doce horas antes de aplicar el aceite.
  11. Si el tablero va a tener mucho desgaste o va a estar en el exterior se deben aplicar entre 7-10 capas de aceite. Este elsistema que se utiliza para impermeabilizar los cascos de los barcos. Se puede lijar con una lija muy suave entre capa y capa.

.

Información adicional

Peso 1 kg