3.2.3 Cucharas de madera de olivo

Las cucharas de madera de olivo son muy útiles y añadirán un toce decorativo y mediterráneo a tu cocina.

Antibacteriana: Madera de olivo tiene propriedades antibacterianas.

1 Cucharas y espátulas de madera de olivo

La madera de olivo ha sido un material muy presente en las cocinas tradicionales del sur de Europa, y hoy día se mantiene esta arraigada costumbre que, además de tener un alto componente tradicional, cuenta también con una base científica.

Ventajas de los cucharas de madera de olivo:

Cuidados de cucharas de madera de olivo

Si mantenemos unos cuidados muy sencillos nuestro menaje de cocina de madera de olivo nos durará toda la vida y se mantendrá igual de bello que el primer día.

  1. Los cubiertos de madera de oliva deben ser lavados con agua y jabón como cualquier otro elemento de la cocina. No deben lavarse en lavavajillas.
  2. De forma periódica debemos untarlas cucharas con aceite vegetal. Mejor si es aceite de oliva.
  3. Los cuchillos, tenedores, cucharones, espátulas, paletas y una amplia variedad de cubertería de madera de olivo agradecen un cuidado especial, que no exige mucho tiempo. De vez en cuando y si queremos evitar que se oscurezcan o ennegrezcan los sumergiremos en una solución de agua templada y agua oxigenada a partes iguales. Deberemos mantenerlos sumergidos durante tres horas, al cabo de las cuales los retiraremos y enjuagaremos. Este procedimiento puede repetirse cuantas veces sea necesario.

Orígen de la cuchara

El término cuchara proviene del latín "cochleare" que define la medida de un centilitro y es uno de los utensilios más antiguos de los que el hombre se ha valido tanto para comer como para servir. Desde el paleolítico y dependiendo de la zona geográfica el hombre ya utilizaba utensilios para tomar alimentos líquidos: conchas, cortezas, huesos, ... pero el material más utilizado era la madera. Muchos de estos pueblos antiguos tenían como dietas básica las harinas combinadas con carnes, frutas y hortalizas consumidas en formas de purés, gachas o sopas, con lo que el uso de la cuchara y otros utensilios se hizo necesario para todos los hogares.

Ya en esos remotos tiempos el diseño de la cuchara era muy similar al que conocemos hoy en día pero elaborados con madera, barro, etc. En Mesopotamía y Egipto 3000 años antes de Cristo ya se realizaban preciosas cucharas con bellos grabados y adornos que se utilizan para fines médicos y ceremoniales. Las cucharas más ricas realizadas en oro, plata y piedras preciosas, se utilizaban en los oficios religiosos de los templos o como ajuar funerario para reyes y altos mandatarios. De hecho la utilización de la cuchara en la antigüedad parece ser que estaba restringida a la clase alta. La gente humilde tomaba los alimentos directamente con la mano y en el caso de alimentos líquidos directamente del cuenco o plato de madera o barro y esto se ha mantenido así hasta prácticamente el s. XIX.

En el siglo III a.C la cuchara se pone de moda en las clases más altas del Imperio Romano. Estos utilizaban varios tipos de cucharadas, cada una destinada a unos alimentos. Los mismos diseños y usos se mantienen, sin evolucionar hasta finales de la Edad Média. Esta situación no es muy diferente en el mundo islámico aunque en muchas ocasiones ellos utilizaban junto con sus cuencos cucharas. Estas gozaron de gran desarrollo en Al-Andalús y reinos cristianos del norte de la Península Ibérica especialmente las elaboradas en madera.

En el siglo XIII los manuales de buenas costumbres de la época aconsejaban el uso de la cuchara y no beber directamente de la sopera o escudilla costumbre que poco a poco fue extendiéndose y contagiando a las demás clases sociales. Hasta este momento las cucharas eran redondas y obligaban a los comensales a abrir mucho la boca, por lo que eran bastante incómodas, pero principios del s.XIV adquieren la forma ovalada lo que hizo que su uso fuera más fácil y por tanto más general en la población.

Hasta el siglo XV no era habitual disponer de cubiertos individuales para las distintas comidas, por lo que los comensales se servían del mismo vaso, cuchillo y cuchara pero a principios del s, XVI comenzó a extenderse la costumbre de que cada uno tuviese su propio juego de cubiertos y su correspondiente servilleta para utilizar a lo largo de la comida. A finales del s.XVII se generaliza el uso de cambiar la cuchara cada vez que se había empleado para servirse de una fuente lo que obligaba al anfitrión a disponer de gran número de cucharas, esto condujo a que finalmente se creará un modelo de gran tamaño, cuya única misión era servir la sopa o las salsas de la fuente a los platos, evitando la utilización de muchos cubiertos distintos.

Fué en el s. XIX cuando estos comportamientos en la mesa se extiende a todos los estratos sociales y toda la sociedad civilizada. El material principal con que se realizaban era la madera.

En la actualidad en las mesas más elegantes ya no basta con utilizar la cuchara, el tenedor y el cuchillo en lugar de las manos, sino que, para cada tipo de comida se emplea un cubierto distinto: cucharas soperas, cubiertos distintos para pescado, carne, entremeses o dulces y postres. Como podemos observar no hemos innovado nada, nos hemos limitado a diversificar los instrumentos y a difundir su uso entre todas las clases sociales. La cuchara, nacida como un útil de cocina, para revolver y trasvasar en el paleolítico se ha hecho imprescindible en cualquiera de nuestras cocinas.


BÚSQUEDAS RELACIONADAS

  • cucharas de cocina
  • cucharas de madera
  • cucharas de madera de olivo
  • espátulas de cocina
  • espátulas de madera
  • espátulas de madera de olivo
  • menaje de cocina
  • utensilios de cocina
  • cubertería

INFROMACIÓN LEGAL

  • © Copyright: Yevea
  • Responsable de contenido: Martin Cecetka